Todavía quedaba mucha noche, pero Alicia Keys dejó silenciado el Staples Center de Los Ángeles en la noche de los Grammy's de este domingo cuando se puso entre dos pianos y empezó a cantar canciones tan diferentes como "Killing Me Softly" de Roberta Flack e "In My Feelings" de Drake. El resultado fue un prodigio en vivo que entusiasmó a presentes y espectadores.

Y eso que las expectativas estaban en un punto bajo tras los no de Ariana GrandeChildish GambinoKendrick Lamar y Drake a actuar en vivo durante los GRAMMYs. Pero esas ausencias las suplió Keys, que tomó las riendas como presentadora y firmó una de las noches más memorables que se recuerdan de la gala de premios; una que unió espectaculares números musicales de los artistas nominados con sentidos homenajes al pasado histórico de la Academia de la Grabación.

La noche empezó con una destacada Camila Cabello al son de su "Havana" (Oh nana). Pero Keys pronto subió de nuevo el ante introduciendo en el escenario a Jada Pinkett SmithJennifer LopezLady Gaga y Michelle Obama, algunas de las cuales tendrían mayor protagonismo a lo largo de la noche. Sus intervenciones sobre el valor de la música daban el pistoletazo de salida a una gala en la que las canciones y los artistas, sobre todo mujeres, cobrarían el mayor protagonismo de todos.

Porque de la misma forma que una mujer abrió la ceremonia, el cierre corrió a cargo de otra. La cantante de country Macey Musgraves recogió el premio al Mejor Álbum del Año por "Golden Hour", superando a otras favoritas como Janelle MonáeCardi B, o a los raperos Drake y Lamar. En total, sólo cinco de las 17 actuaciones de los GRAMMYs fueron lideradas por hombres. Y una de ellas, la de Shawn Mendes, fue compartida con Miley Cyrus.

Por hacer un breve repaso. Lady Gaga interpretó —por enésima vez, aunque no por ello a menor nivel— su "Shallow" de la película Ha nacido una estrella. J.Lo dejó de nuevo constancia de sus habilidades para el baile —y que nadie está a su altura en ese ámbito pese a que cumplirá los 50 este próximo julio— en un número-homenaje a Motown que incluía breves extractos de canciones de los Jackson 5 y Marvin Gaye, entre otros. Twitter pronto se llenó de gifs para celebrar el espectáculo de la cantante latina. Y sí, el hecho de que una latina se encargara del homenaje a Motown no pasó desapercibido en Twitter.