A partir de los seis meses, los bebés necesitan comenzar a tomar alimentos diferentes de la leche, pues esta deja de ser suficiente para suplir todas sus necesidades nutricionales; comienza entonces la alimentación complementaria.

El Baby-Led-Weaning (BLW) es una técnica de alimentación complementaria cada vez más extendida en nuestro país. La traducción exacta es “destete guiado por el bebé“, pero podríamos hablar de alimentación complementaria dirigida por el bebé.

Se trata de colocar al alcance del bebé diferentes alimentos saludables y dejar que sea él quien decida cuánto, qué y cómo comer. 

Aunque el BLW es cada vez más conocido, lo cierto es que a veces los padres que se deciden por este tipo de alimentación no saben muy bien por dónde empezar. A continuación les dejamos 5 claves básicas para iniciaros en el método.

1. Infórmate primero.

2. Asegúrate de que tu bebé está preparado.

3. Sigue unas normas básicas de seguridad.

4. Evita determinados alimentos por el riesgo de atragantamiento.

5. Un alimento nuevo cada 2-3 días.

Recuerda que la leche es el alimento principal durante todo el primer año de vida, así que no te preocupes si tu bebé al principio come cantidades muy pequeñas. Hay que mantener la lactancia materna a demanda (y en el caso de biberón, de igual manera).