Los miércoles dejaron de ser tan pesado con la nueva sección de "Padres con Morro", gracias a Doctora Laura Abrante que esta semana nos trajo un tema muy interesante y poco conocido. 

Nos hablo sobre el desarrollo psicomotor de los bebés, y aquí podrás encontrar la entrevista completa. 

¿QUÉ ES ESO DEL DESARROLLO PSICOMOTOR?

Se trata del proceso normal de maduración del bebé, que engloba cómo se va desarrollando y madurando su sistema nervioso, es decir, el cerebro, la médula, los nervios, los músculos... a la vez que va  aprendiendo nuevas habilidades (coger un objeto, sentarse, gatear, andar…)

Este proceso puede ser muy diferente en cada niño y no hay que agobiarse, ni alarmarse, si el niño no está tan avanzado como otros a los que conocemos. Cada niño tiene su propio proceso de maduración y depende sobretodo de:

  • SU GENÉTICA
  • SU CARÁCTER
  • DEL AMBIENTE en el que viva y la estimulación a la que es expuesto.

En su genética y en su carácter no podemos actuar pero sí en el ambiente con el que se relaciona el bebé.

¿CÓMO PODEMOS ESTIMULAR SU CORRECTO DESARROLLO?

Hay muchas cosas que podemos hacer para favorecer su desarrollo según la etapa y edad en la que esté el pequeño, pero hoy quiero hablarles de 3 cosas muy sencillas que podemos empezar a hacer desde que nace el bebé y a lo largo de los primeros meses de vida. Esto les aportará una ayudita más en su proceso normal de aprendizaje. Hablamos de:

                         CONTACTO Y ESTIMULACIÓN VERBAL, MASAJE COMO RUTINA Y PORTEO

¿A QUÉ NOS REFERIMOS CON EL CONTACTO Y LA ESTIMULACIÓN VERBAL?

Intentemos aprovechar cualquier ocasión con el bebé para tocarle, acariciarle, achucharle, cogerle en brazos... pues esto no sólo refuerza el vínculo afectivo y un apego seguro, sino que a nivel sensorial el niño lo necesita para su correcto desarrollo motor, necesita explorar y sentir todas las áreas de su cuerpo. Aprovechemos un cambio de pañal, o simplemente el vestirle para que el bebé pase por todas las posiciones, es decir no colocarlo directamente en una posición, sino favorecer que el niño gire pasando de boca arriba a de lado o incluso se ponga boca abajo y que su cuerpo tenga que ir adaptándose progresivamente a esos cambios posturales. De esa manera estimulamos toda la musculatura implicada en esas habilidades que el bebé tiene que ir aprendiendo a lo largo de los meses, como lo es el control de la cabecita, el volteo, el sentarse… Debemos hablarles mucho con tonos suaves, dirigiéndonos a ellos, intentando establecer un contacto visual, esto favorecerá la estimulación de los sentidos del oído, de la vista e incluso el desarrollo de su atención.

RUTINA DE MASAJE A DIARIO

No importa que no seamos unos expertos en masaje; aunque sí que es cierto que hay unas técnicas específicas para dar el masaje al bebé y favorecer cada etapa de su desarrollo. De hecho en nuestra clínica organizamos talleres de masaje infantil donde los padres acuden con sus bebés y se les enseña para que lo puedan aplicar en casa. Teniendo en cuenta la etapa en la que están los pequeños y así poder estimular fases específicas de su desarrollo.

Pero como ya decía antes aunque no dispongamos de esos conocimientos, les invito a que comiencen a aplicar un simple masaje, eso sí muy suave y superficial, pues no disponen de las técnicas concretas. Es importante realizarlo a diario en forma de rutina. Deben aplicarlo por todas las partes del cuerpo del bebé, pies, piernas, barriguita, pecho, brazos, manos, cara y espalda. Esto va a ayudarles muchísimo a empezar a reconocer su cuerpo como suyo o hasta donde llegan sus extremidades. Le ayudamos a reconocer su cuerpo para que vaya integrándolo y sintiéndolo, para posteriormente pueda usarlo y empezar a moverse.

Es imprescindible sentir bien para poder movernos bien, por eso insisto tanto en el contacto y favorecer que el niño explore y se explore.

EL PORTEO

Cada vez son más los papás que apuestan por el porteo, me refiero a llevar a los bebés en las mochilas, pañuelos... yo lo recomiendo mucho, no sólo por todos los beneficios que aporta en sí  el contacto directo con el bebé, sino porque haciendo un buen uso del mismo y colocándolo bien puede favorecer mucho la estimulación positiva del bebé. Yo suelo recomendar aquellos sistemas de porteo que permiten el contacto directo y que están hecho de materiales como licra que son telas suaves y algo elásticas porque les aporta contención pero no fijación, es decir el niño puede moverse y sentir.

¿Cómo contribuye?

  • Les estimula en contra de la gravedad, al estar en posición vertical, lo que estimula la musculatura y facilita que esta se active.
  • Les permite explorar y comenzar a mover su cuello.
  • Evita las malformaciones en las cabecitas, que se llaman plagiocefalias, de hecho contribuye a que se vayan corrigiendo.
  • Protege sus caderas.

Aún así, si con estas pequeñas pautas sigues pensando que algo no va bien en tu bebé, o su pediatra te ha comentado que el bebé está algo “flojito”, no dudes en recurrir a la fisioterapia, pues podemos valorar a tu bebé y ayudarle a que logre un correcto desarrollo.

Puedes consultarles cualquier duda en C/ San Agustín 43. Los Realejos a través de su página web: www.clinicafisioterapialae.com o seguirlas en sus redes sociales de FACEBOOK E INSTAGRAM @clinicadefisioterapialae. 

Échale Morro, con Estefanía Lima.